Press Room / Sector News

La AIE da un tirón de orejas al Gobierno por la retroactividad de la reforma eléctrica y el frenazo al autoconsumo

7 April, 2015 | Publicado en Press Room , Sector News

Bruselas vigilará de cerca al Gobierno en materia de autoconsumo.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) es un organismo que nunca se ha distinguido por ser crítico con  los gobiernos de los países de la OCDE que integran el organismo. Su existencia se debe a ellos, y con el paso del tiempo se ha vuelto cada día más complaciente, al servicio de la voracidad fiscal de los gobiernos que la mantienen y el afán desmedido de incrementar beneficios de las empresas. Por eso, cada vez que se pronuncia, hay que saber leer entre líneas, y ver un poco más allá de las simples observaciones que vuelca en sus informes con una indudable y elevada dosis de asepsia interesada.

En 2014, como acaba de publicar la AIE en su Snapshot of global PV Markets 2014, la industria fotovoltaica mundial añadió un total de 38,7 GW de nueva capacidad, 1 GW por encima de 2013, gracias a que la región de Asia-Pacífico compensó con creces el declinar del sector fotovoltaico europeo. Y a la hora de explicar el ocaso del sector fotovoltaico del Viejo Continente, en el caso español la AIE pone el dedo en la llaga al llamar la atención sobre el hachazo a las renovables, la retroactividad de las nuevas normas y el retraso en la regulación del autoconsumo, cuya viabilidad está entredicho por los peajes de respaldo o impuesto al sol.

Pero vayamos por partes. Los analistas de la AIE a la hora de analizar el declinar de la fotovoltaica europea, en la que España ocupa un puesto de honor por el mérito de los productores y el demérito de los políticos, señala a España como uno de los países donde se ha producido un auténtico apagón fotovoltaico, junto con República Checa, Bélgica, Grecia y Bulgaria.

Los números cantan: en 2014 España apenas añadió a su capacidad instalada 22 MW fotovoltaicos. Una cifra irrisoria, cuyas causas están a juicio de los analistas de la AIE muy claras. El estancamiento español se da en un contexto de crisis económica y de un exceso de la capacidad de generación de electricidad de todos conocidos. Pero la AIE va más allá y pone el dedo en la llaga al añadir el siguiente comentario: “Además –dice textualmente el informe- el desarrollo del autoconsumo se ha retrasado debido a una regulación inadecuada que incluye un impuesto solar”, el famoso impuesto al sol o peaje de respaldo denunciado en numerosas instancias de la Unión Europea y al que ahora se suma la AIE. Se puede decir más alto pero no más claro.

El ‘hachazo’ a las renovables tampoco ha pasado inadvertido, aunque lo saca a colación del frenazo experimentado por el sector fotovoltaico en Italia que, en su opinión “desciende a niveles muy bajos como en todos los países donde se han eliminado o reducido las subvenciones”.

Retroactividad

España vuele a ser el ejemplo negativo a la hora de analizar los cambios retroactivos introducidos en las políticas de suministro de la energía fotovoltaica para las plantas ya existentes. “Los cambios más importantes –dice el informe- tuvieron lugar en España, donde se introdujeron medidas retroactivas a los propietarios de los sistemas fotovoltaicos arguyendo condiciones económicas difíciles”.

El informe vuelve sobre el ‘impuesto al sol’ a la hora de hablar sobre los peajes de respaldo en diversos países, aunque pasa por encima en el caso de Italia y España por haberlos comentado con anterioridad. En definitiva, la AIE pone el dedo en la llaga sobre algo que clama al cielo y que, por desgracia, se acabará dirimiendo en los tribunales, porque el tándem Soria-Nadal, empeñado en poner puertas al campo,  no está por la labor de dar marcha atrás y poner las cosas en su justo sitio. 

Fuente: http://elperiodicodelaenergia.com/

CLUSTER DE LA ENERGÍA DE EXTREMADURA 2014
Política de Privacidad  |  Mapa del sitio web