Press Room / Sector News

La demanda eléctrica en España no remonta mientras el crecimiento económico se acerca al 3%.

2 July, 2015 | Publicado en Press Room , Sector News

Este año la economía española ha vuelto a pisar el acelerador y se acerca a un crecimiento cercano al 3%. Sin embargo, la demanda eléctrica no remonta, y se mantiene en niveles parecidos a 2005. ¿Eficiencia energética, cambio de paradigma en el consumo, desigualdad social? Según Javier García Breva, experto en el sector energético, el perfil del consumidor ha cambiado.La demanda eléctrica en España no remonta mientras el crecimiento económico se acerca al 3%

Las previsiones de crecimiento de la demanda eléctrica no se están cumpliendo. Mientras Bruselas eleva al 2,8% su previsión de crecimiento del PIB español en 2015, la demanda eléctrica no está experimentado no solo un aumento por encima de ese crecimiento sino que está estancada. Algo no funciona.

Un escaso aumento del 0,5%

evolucion-de-la-demanda-peninsular

evolución pib españa1

La demanda peninsular de energía eléctrica en el mes de junio, una vez tenidos en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, ha aumentado un 0,2% con respecto al mismo mes del año anterior. La demanda bruta ha sido de 20.300 GWh, un 3,6% superior a la de junio del 2014.

En el primer semestre del año, corregidos los efectos del calendario y las temperaturas, el consumo ha sido un 0,5% superior al del año pasado. La demanda eléctrica bruta en este periodo ha sido de 123.460 GWh, un 1,9% más que en el mismo periodo del 2014.

“El Ministerio de Industria se equivoca al calcular la demanda eléctrica de los próximos años, que la sitúa en el 2,3%, cuando el propio regulador no la eleva por encima del 1,7%”, explica Javier García Breva, experto en políticas energéticas y presidente de N2E, “se ha demostrado que la demanda de electricidad está estancada en los últimos años pero las empresas eléctricas se creen ‘la recuperación de Rajoy’ y están errando en sus previsiones”.

Una opinión que comparte REE, que en abril pasado manifestó que hasta 2018 existe “margen suficiente” para cubrir la demanda punta de electricidad y disponer además de una reserva de 2.000 megavatios (MW) sin necesidad de sumar nueva potencia al sistema eléctrico, lo que significa que este organismo no ve un aumento de la demanda eléctrica para los próximos años.

“Todo el sector eléctrico español está preocupado por el descenso de la demanda que lleva desde 2008 sin remontar, y lo que es peor aún, que sigue cayendo. Pero no solo es un problema de hogares sino también de pymes que están bajándose la potencia contratada y es que esta caída de la demanda es un tema estructural, nunca crecerá al ritmo de antes de la crisis económica, porque se ha creado una nueva mentalidad en el consumidor”, explica García Breva

Evolución de la demanda

La potencia instalada en España se ha duplicado en tan solo 15 años, pero con la crisis económica no ha tenido paralelismo en la demanda eléctrica. La situación actual del sector es la consecuencia de un prolongado estancamiento de la demanda. Algunos expertos consideran que el sector eléctrico español está sumido en una burbuja de inversión, de difícil digestión, aunque otros lo achacan a la mejora de la eficiencia energética en las empresas y en la actividad económica y otros a que el precio del recibo de la luz sigue subiendo. Pese a que las familias están reduciendo al máximo el consumo de electricidad, no consiguen ahorrar, porque la parte fija es cada vez más representativa (cercana al 50% del total). ¿O será que esa recuperación económica no está llegando a los bolsillos de los hogares españoles?

La demanda eléctrica peninsular cayó en 2013 un 2,1% con respecto a la demanda de 2012, lo que supone la tercera caída anual consecutiva después de los descensos ya registrados en 2012 y en 2011 del 1,2% y el 2,1%, respectivamente. De hecho, se consumió en 2014 menos megavatios hora de electricidad que en 2005.

Aunque por fin este año la demanda ha dejado de caer, no crece, lo que ratifica una tendencia al estancamiento del consumo, e incluso a su descenso, durante un periodo que comprende ya casi toda esta década. De hecho, las cifras de consumo de 2014 (258.117 GWh) son similares a las de 2005 (246.822 GWh).

¿Cambiará la tendencia en un entorno económico cada vez más favorable? La previsión, observando los gráficos, es que no.

Fuente:  www.energynews.es

CLUSTER DE LA ENERGÍA DE EXTREMADURA 2014
Política de Privacidad  |  Mapa del sitio web