Press Room / Sector News

La Junta podrá dejar sin servicio eléctrico a las instalaciones con defectos muy graves tras la inspección periódica obligatoria.

11 May, 2015 | Publicado en Press Room , Sector News

La Dirección General de Industria y Energía de la Junta de Extremadura ha dado publicidad a la instrucción que regula de forma obligatoria las inspecciones periódicas de las instalaciones eléctricas de baja tensión en edificios comunes destinados a viviendas que tengan una potencia total mayor a los 100 Kw.

Este nuevo Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión (REBT), que entró en vigor en 2003, obliga a realizar estascontadores-luz inspecciones con una periodicidad de 10 años y a que éstas deben ser llevadas a cabo por un organismo de control. Para cumplir con el reglamento, todas las viviendas existentes con anterioridad a la publicación de dicho reglamento han tenido que ser ya inspeccionadas antes de septiembre del 2013.

Al existir muchos edificios cuya construcción es anterior al antiguo reglamento en materia de instalaciones eléctricas -que data de 1973-, la instrucción pretende “establecer criterios que clarifiquen la aplicación de estas inspecciones periódicas para aquellos edificios en los que se desconozca la potencia total instalada”. Hay que tener en cuenta que la nueva reglamentación exige un grado de electrificación básico de 5750 w.

La instrucción recuerda también que en caso de observarse defectos en las instalaciones eléctricas durante la inspección, deberán ser reparados en el plazo máximo de seis meses si se tratara de defectos graves.

En el caso de riesgo muy grave o inminente, el organismo de control deberá remitir, en el plazo de 24 horas, el certificado de calificación negativa al órgano competente de seguridad industrial de la Junta de Extremadura para que tome las medidas oportunas, pudiendo incluso dejar sin servicio a la parte defectuosa de la instalación.

Fuente: energiaextremadura.com

CLUSTER DE LA ENERGÍA DE EXTREMADURA 2014
Política de Privacidad  |  Mapa del sitio web