Press Room / Sector News

Las instalaciones de almacenamiento de energía fotovoltaica conectadas a la red se triplicarán en 2015

5 February, 2015 | Publicado en Press Room , Sector News

P056_fotocabecera_parque_solar_fotovoltaico_La_Magascona_Caceres

 

 

 

 

 

 

El mercado de instalaciones de sistemas fotovoltaicos conectados a la red combinados con almacenamiento de energía crecerá más del triple desde 2013 hasta 2015 para llegar a 775 MW, según un reciente informe de IHS. El crecimiento se producirá tanto en el segmento residencial como en el comercial y el del sector eléctrico.

La industria fotovoltaica ha experimentado un crecimiento enorme en los últimos años en términos de capacidad instalada. A finales de 2014 se habían instalado más de 180 GW de potencia fotovoltaica en todo el mundo, lo que suponía una potencia instalada 13 veces mayor que la que existía en 2008. La generación de cantidades significativas de energía de fuentes renovables puede crear enormes beneficios económicos y ambientales.

Sin embargo, la generación solar es intermitente y fluctúa de una manera relativamente impredecible. El sistema, según IHS, está alejándose de la fórmula tradicional al pasar de flujos en una sola dirección a gran escala a través de líneas de transmisión y distribución a los consumidores, a una cada vez más compleja mezcla de pequeños generadores y consumidores distribuidos en todos los puntos en la red eléctrica.

Este cambio, según Sam Wilkinson, jefe de energía eléctrica de la firma de investigación de mercados IHS, “está provocando grandes desafíos para equilibrar la oferta con la demanda, lo que unido al abaratamiento de la energía fotovoltaica y el creciente costo de la electricidad de la red, está despertando el interés de la industria fotovoltaica por el almacenamiento de energía”. IHS predice que 2015 será el año en que los sistemas de almacenamiento de energía fotovoltaica (PVESS) darán un enorme salto en su adopción por parte de las plantas a gran escala.

Alemania y Japón dominan el mercado

Aunque la tendencia se aplica a los tres segmentos de mercado, existen diferencias fundamentales en lo que va a impulsar el mercado en cada uno, y en qué regiones lo hará de forma más importantes. Según IHS, Alemania y Japón dominan actualmente el mercado PVESS residencial, que representa casi el 70% de las instalaciones en el año 2014. El mercado en estos dos países ha sido impulsado por los subsidios que ayudan a impulsar la adopción de los sistemas de almacenamiento de energía.

almacenamiento
Evolución de las instalaciones de almacenamiento fotovoltaico enganchado a la red. Fuente: IHS

Evolución de las instalaciones de almacenamiento fotovoltaico enganchado a la red. Fuente: IHS

Evolución-de-las-instalaciones-de-almacenamiento-fotovoltaico-enganchado-a-la-red-IHS

 

 

En Alemania, el precio de venta de la electricidad (aproximadamente 0.29 € / kWh) es ahora mucho mayor que los ingresos generados por la tarifa de alimentación solar (alrededor de 0.12 € / kWh), lo que hace mucho más atractivo el uso de la electricidad generada por un sistema fotovoltaico. Como resultado de esta diferencia de coste, hay un creciente interés por aumentar el autoconsumo mediante la utilización de sistemas de baterías.

Según IHS, en 2015, se prevé que las instalaciones en Alemania y Japón pierdan peso y caigan por debajo del 60% por el impulso creciente en otros mercados como el Reino Unido y Australia, países donde se prevé que haya un mayor despliegue de almacenamiento de energía en el sector residencial.

La oportunidad de Estados Unidos

Si los incentivos ayudarán a Alemania y Japón a seguir desempeñando un papel muy importante en el mercado de almacenamiento de energía fotovoltaica en el sector comercial, Estados Unidos tiene una gran oportunidad en este sector, por los ahorros que puede ofrecer el almacenamiento en una factura encarecida por los picos de la demanda. Los ahorros potenciales, junto con los incentivos ofrecidos por el Programa de Incentivos al Autoconsumo (SGIP) y los créditos fiscales pueden convertir las PVESS en una propuesta especialmente atractiva.

Un modelo de negocio que están ayudando a implantar en EEUU empresas como Green Charge Networks, Stem y Coda Energy, las cuales están ofreciendo sus sistemas a los usuarios finales sin costo inicial. Este modelo será el principal motor que impulse el mercado comercial en Estados Unidos hasta los 80 MW en 2015. Un pellizco importante del total de instalaciones globales de almacenamiento de energía fotovoltaica a escala comercial que se espera que este año alcance los 350 MW desde los 50 MW alcanzados en 2014. Y esto sólo es el principio.

fuente:http://elperiodicodelaenergia.com

CLUSTER DE LA ENERGÍA DE EXTREMADURA 2014
Política de Privacidad  |  Mapa del sitio web