Sala de Prensa / Noticias del sector energético

La Junta suprimirá exigencias económicas a la instalación de parques eólicos

16 abril, 2014 | Publicado en Noticias del Sector , Sala de Prensa

Desde que en el año 2005 se creó una legislación específica (endurecida en 2010) para la instalación de parques eólicos en la región, Extremadura ha recibido un centenar de proyectos. De ellos, 67 siguen en tramitación y diez ya tienen la aprobación. Sin embargo, los cambios normativos, especialmente la retirada de las primas a la producción, hacen que sea impensable que alguna de estas actuaciones salga adelante.

La Junta de Extremadura quiere despejar esos negros nubarrones, para lo que suprimirá las exigencias económicas que existen actualmente y abrirá un nuevo proceso de concesión de permisos.

La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Energía derogará el decreto del año 2010, que obliga a los promotores a optar entre crear tres empleos por megavatio instalado o a entregar a los ayuntamientos y mancomunidades afectados por los aerogeneradores al menos el 8% de su facturación. Para la Administración regional, esto representa «un marcado lastre para el desarrollo de este tipo de instalaciones, pues obliga a los inversores con objetivos en nuestra comunidad autónoma a realizar un esfuerzo económico mayor al de otras regiones».

Según recoge el proyecto de decreto que prepara Agricultura, el objetivo de que la Unión Europea alcance en 2020 una cuota mínima del 20% de energía renovable se ha elevado recientemente al 27 % para 2030. Sin embargo, ya no se trata de una exigencia, sino que se dará flexibilidad a los Estados miembros para que fijen su propio camino.

Además, añade que los cambios introducidos por el Estado «han dado lugar a un nuevo escenario, pasando de políticas incentivadoras mediante el establecimiento de primas, en cuyo seno nacieron los proyectos eólicos en Extremadura, a la situación actual en la que se han suspendido los procedimientos de preasignación de retribución y se han suprimido los incentivos».

Entre la política de la UE y el Gobierno se ha alcanzado «la inviabilidad económica de los proyectos». De ahí que la Junta quiera eliminar la parte que le corresponde, lo que abre un nuevo panorama.

Los promotores con parques ya autorizados o pendientes de autorización podrán optar entre seguir adelante con la normativa en vigor en su momento (2010 o 2005, según el caso) o desistir del proyecto y recuperar los avales (18.000 euros por cada megavatio), para lo que deberán comunicar esta decisión en un plazo de tres meses a partir de la aprobación del decreto.

Si toman este segundo camino podrán presentar otra solicitud para instalar parques eólicos. En tal caso, se aplicará la normativa estatal, que data del año 2000. Esas nuevas peticiones no podrán afectar a ubicaciones incluidas en expedientes en tramitación. Con ese objetivo, se dará información sobre las instalaciones en marcha.

La Consejería de Agricultura indica que se ha elaborado este nuevo decreto atendiendo las reivindicaciones del sector y recalca que a partir de su aprobación «se aplicará la normativa estatal en esta materia por considerarse más ventajosa para quienes deseen poner en marcha este tipo de instalaciones en Extremadura».

Positivo para el sector

La Asociación Empresarial Eólica, que cuenta con más de 200 empresas asociadas y representa al 95% del sector en España, considera «un paso adelante» la decisión de la Junta de Extremadura de eliminar las trabas a los aerogeneradores.

La entidad estima que se ha entendido que aquellos territorios que pongan más dificultades para este tipo de proyectos invitarán a que las inversiones se dirijan a otras comunidades autónomas o a otros países con legislaciones más favorables para el sector.

En cualquier caso, señala que los cambios normativos del Gobierno «han puesto las cosas tan difíciles que va a ser complicado traer nuevas inversiones». Principalmente porque se han modificado leyes que afectan a proyectos en funcionamiento y nada dice que no pueda volver a ocurrir en el futuro. Además, el sector está pendiente de la reforma energética, pero todo indica que no habrá vientos favorables para la energía eólica.

Otras fuentes apuntan que ni España ni Extremadura necesitan más generación de energía eléctrica, lo que pone en duda el desarrollo de parques eólicos. Pero eso no impide que puedan salir adelante instalaciones sin primas e incluso con la legislación autonómica de 2010, lo que permitiría a las empresas con trámites en marcha asegurar la ubicación en aquellas zonas de la región (noroeste de Cáceres y sureste de Badajoz) donde haya viento suficiente para garantizar la producción.

Fuente: http://www.hoy.es/

CLUSTER DE LA ENERGÍA DE EXTREMADURA 2014
Política de Privacidad  |  Mapa del sitio web