Sala de Prensa / Noticias del sector energético

BUENAS EXPECTATIVAS PARA EL FUTURO DE LAS RENOVABLES

5 octubre, 2017 | Publicado en Noticias del Sector , Sala de Prensa

Fuente: http://elperiodicodelaenergia.com

 

Joaquín Chacón (Albufera): “Un escenario 100% renovables con almacenamiento sería posible en España en 2030”

 

Sistema-de-almacenamiento-de-Younicos.-1068x707

La sociedad del futuro se dibuja con un sistema energético que no dependa de  los combustibles fósiles y para ello, las renovables serán las principales fuentes de generación. Sin embargo, necesitan una pareja de baile y para el director general de Albufera Energy Storage, Joaquín Chacón, no hay otra opción que el almacenamiento energético.

“Los sistemas de almacenamiento energético surgen en el año 2008, cuando el gobierno norteamericano los potencia y durante los primeros cuatro años competían tecnologías como el hidrógeno, los volantes de inercia, las pilas de combustible, las baterías… pero en 2012 se apuesta a nivel internacional por las baterías, y desde entonces la carrera tecnológica se centra en ellas”, explica Joaquín Chacón a El Periódico de la Energía, “por el momento los líderes son China y Corea del Sur, que fabrican baterías de ión-litio y Japón, con Panasonic, la empresa que abastece a Tesla, pero Europa ya ha dicho que quiere liderar esta revolución tecnológica“.

 

Joaquín Chacón, director general de Albufera Storage Energy.
Joaquín Chacón, director general de Albufera Storage Energy

 

Por el momento, pese a que apenas se habla de las baterías de plomo, éstas copan el 80% del mercado, “y aunque pesa mucho y su vida útil es corta, el precio entra dentro de los parámetros que se necesitan para el desarrollo de las redes eléctricas”, explica, “por ejemplo, se ha fijado un precio de 250 €/kWh como máximo para que sea aceptable, y las de plomo se sitúan entorno a los 150 €/kWh mientras que las de Litio se disparan hasta los 500 €/kWh, solo Elon Musk tira los precios hasta los 350 €/kWh, perdiendo dinero, y aún así sin llegar a ser competitivas en costes”.

En su opinión, las baterías de litio tienen muchos obstáculos para poder bajar mucho más los precios, “no tanto por la extracción de la materia prima, relativamente sencilla, sino por el proceso de elaboración y la electrónica que necesita, por lo que en una economía de escala será muy difícil que desciendan más allá de los 200 €/kWh”, señala el experto, “y si ha eso le sumamos el sistema de reciclaje, muy caro y con pocas alternativas, y a que es un material que explota, no las veo como la batería del futuro”.

Por eso, tanto en EEUU como en la Unión Europea ya se está trabajando en un plan-B, en nuevas tecnologías para baterías “que esperamos que sean competitivas en 2025, e incluso podría ser antes, en 2022”, añade.

El abanico de tecnologías que se están investigando y comercializando es amplio pero el sector empresarial que se dedica a ello es bastante reducido. “Por ejemplo, solo hay seis empresas muy avanzadas que desarrollan baterías de aluminio, una en Japón, en China, en Israel, dos en EEUU, y la nuestra, en España, Albufera Storage Energy“, apunta, “luego están los alemanes con sus baterías de Zinc, y otras que desarrollan baterías de litio-azufre y litio silicio, en total hay unas 30 empresas a nivel mundial, de las cuales solo unas cinco son europeas, contando con nosotros”.

“También hay baterías de flujo o REDOX pero están pensadas para ser instaladas junto a grandes parques renovables, y en este sector también hay dos empresas españolas punteras que se centran en su producción”, añade.

Y en esta transformación del sector, surge APIEBAL, la Asociación Empresarial de Pilas, Baterías y Almacenamiento Energético, que “estudia cuáles son las líneas de actuación que deberá seguir España para participar en este sector tan competitivo, y entre los principales retos a los que nos enfrentamos está la nueva legislación europea, con la nueva normativa incluida en el ‘paquete de invierno’, que debe definir qué papel va a jugar el almacenamiento energético”.

“Por ejemplo, hay mercados muy maduros como el de las telecomunicaciones que necesitan backup, energía de reserva para sus estaciones de radio, y otros sectores, como el ferroviario, que empleaba baterías de niquel y que ahora está pensando en volver a utilizar las de plomo a la espera de nuevas baterías menos pesadas, con densidades de energía más altas y con potenciales mucho mayores que las actuales, y las de aluminio cubrirán esas expectativas”, explica, “pero el mercado con más proyección de futuro es, sin ninguna duda, el del vehículo eléctrico”.

En defintiva, para Joaquin Chacón la realidad se impone y afirma con rotundidad que “ya se puede decir que las actuales baterías son competitivas en precio frente al carbón, y en 2030 será posible tanto económica como tecnológicamente, un escenario 100% renovable con almacenamiento en España“, concluye Chacón, “el único obstáculo para conseguirlo será el coste de cerrar todas las centrales de combustibles fósiles para dar paso a un mix completamente limpio”.

CLUSTER DE LA ENERGÍA DE EXTREMADURA 2014
Política de Privacidad  |  Mapa del sitio web